¿Qué es el Watsu?

Te explicamos en qué consiste el Watsu y cómo practicarlo en la piscina

 

El Watsu o Shiatsu puede sonarnos a chino y no andaríamos muy desencaminados. Ya que es una técnica que encuentra sus raíces en la filosofía médica oriental. Simplemente imagínese realizando un ejercicio tranquilo en una piscina de agua caliente, donde se consigue una profunda relajación física y mental en cuestión de pocos minutos. Y, grosso modo, eso es el Watsu.

En otras palabras, se trata de una terapia acuática usada para la relajación que ayuda a aliviar dolores y molestias además de tratar de normalizar el flujo de qui (o energía vital). Esta forma de trabajo corporal en el agua resulta bastante interesante pues se combinan movimientos y estiramientos suaves, presiones en puntos clave de nuestro cuerpo mientras se es acunado en el agua a 34 grados C.

 

Practicar watsu en la piscina

 

Beneficios del Watsu

Lo cierto es que su práctica reporta muchos beneficios a efectos terapéuticos y a muy distintos niveles del ser. Por ejemplo, ayuda en la descompresión de las vértebras, a movilizar las articulaciones o a estirar la musculatura. Pero no se trabaja únicamente el bienestar corporal sino que la combinación de estos movimientos rítmicos realizados en armonía con una respiración sosegada provoca, además, una regeneración mental.

 

Dónde practicar Watsu

Harold Dull, profesor de zen, comenzó a desarrollarlo en 1980, con sus estudiantes, en una piscina de agua caliente en California. Poco a poco, y con muy diversas aportaciones, la técnica del Watsu se ha ido perfeccionando, volviéndose muy popular; ya que resulta muy adecuado para todas las edades, género y habilidades de natación. Su práctica se ha extendido mundialmente y ahora, puede practicarse en piscinas, estaciones termales y centros deportivos de todo el mundo como técnica para tratar dolencias concretas, como terapia preventiva o para estimular la salud. A día de hoy, existen, de hecho diversas modalidades dependiendo de la técnica o del lugar donde se lleve a cabo su práctica: watsu-CQ (Watsu adaptado a pequeñas piscinas tipo jacuzzi), Ai-Chi

(Tai Chi en agua), el Woga (Yoga en agua)…

 

El Watsu y el Embarazo

 

El Watsu hace sabiamente uso del efecto terapéutico del agua caliente lo que lo hace especialmente óptimo para las embarazadas. Durante el periodo de gestación las futuras mamás pueden, a través de esta práctica, liberarse de las presiones y peso que soporta su cuerpo, conseguir una mayor circulación de nutrientes, calmar los músculos cansados y aliviar el dolor en las articulaciones. Además de conseguir sosiego ya que el cuerpo humano responde con una relajación espontánea y natural en un medio acuático.

Practicar watsu en la piscina

¡¿A qué esperas para probar esta técnica energética?!