Cómo instalar un clorador salino y controlador de pH

¿Por qué instalar un clorador salino?

 

Para poder mantener la piscina en condiciones perfectas es muy importante tener un control y limpieza del agua continua. La electrólisis salina es la alternativa perfecta para desinfectar el agua de su piscina.

Por ello, se requiere una serie de equipos y maquinaria que participen en el proceso de filtración y control del agua de la piscina y así poder disfrutar de ella con total comodidad y seguridad.

 

 

Si has optado por la cloración salina para desinfectar el agua de la piscina como alternativa al cloro en pastillas, a continuación te explicamos el procedimiento para instalar un sistema de electrólisis salina correctamente así como la bomba dosificadora para ofrecer un control total del pH y la cloración que necesita tu piscina.

 

Ver Cloradores Salinos en Outlet Piscinas

 

 

Antes de empezar la instalación…

 

Las partes con las que debes contar a la hora de instalar un sistema de electrólisis salina son:

  • Central de control del clorador salino
  • Electrodo o célula para la cloración salina

 

 

En cuanto al sistema de control del pH se requiere:

  • Central y bomba peristáltica
  • Electrodo o sonda para detectar los niveles de pH del agua
  • Soluciones para calibrar los mínimos y máximos de trabajo de la sonda
  • Depósito de minorador o aumentador de pH
  • Tubo de PVC para la aspiración/dosificación del minorador o aumentador de pH

 

Ver Reguladores de pH en Outlet Piscinas

 

Instalación de la electrólisis salina

 

A continuación encontrarás los pasos a seguir para instalar el sistema de cloración salina y la bomba peristáltica para el control del pH de una forma sencilla y segura. Además, podrás guiarte con este práctico video explicativo de CTX para hacer una instalación del clorador salino y la bomba dosificadora con todos los ajustes y detalles a tener en cuenta.

 

1. Realiza dos agujeros en el tubo de retorno del agua tras el sistema de filtración que se disponga (ya sea un filtro de arena o de cartucho). Estos dos agujeros deben tener unos 15 – 20 cm de distancia para funcionar perfectamente.

 

  • Agujero para introducir el corrector de pH
  • Agujero para inyectar el electrodo o sonda de pH

 

2. Coloca en la pared el controlador de pH (puede ser un único aparato que contiene la central y la bomba peristáltica para analizar los niveles de pH e inyectar la cantidad de regulador que necesita el agua de tu piscina).

 

3. Emplaza el minorador o aumentador de pH cerca del controlador de pH e introduce el tubo de PVC que succionará el líquido necesario en cada momento. Debes agujerear el tapón del depósito de minorador o aumentador, introducir el tubo y conectarlo a la bomba dosificadora para recibir sus órdenes.

 

 

4. Conecta el tubo de salida en el contralodor de pH para que pase la cantidad de minorador o aumentador por la bomba hacia el tubo de retorno del agua. Por ello, deberás conectar el otro extremo del tubo en el agujero creado para introducir el corrector de pH en el paso 1.

 

5. Conecta la bomba peristáltica a la corriente para calibrar el electrodo o sonda de pH.

 

6. Prepara la sonda a la bomba peristáltica ya en marcha:

  • Introdúcela en la solución patrón pH7 unos segundos y pulsa el botón de calibración
  • Repite la misma acción con la solución patrón pH9

 

 

7. Coloca la sonda o electrodo en el agujero realizado para ella en el paso número 1 sin apretar excesivamente.

 

8. A continuación, sitúa el electrodo de cloración salina en el tubo de retorno del agua para que se pueda hacer efectivo el sistema de electrólisis de sal

 

9. Coloca en la pared y conecta la central del clorador salino con el electrodo para que funcione correctamente. También deberás enchufar la central a la corriente para que empiece a funcionar.

 

¡Listo!

 

 

Puesta en marcha del sistema de electrólisis salina

 

Una vez tengas instalado y conectado tanto el sistema de cloración salina como la bomba dosificadora, deberás tener en cuenta las siguientes indicaciones para poner en marcha todo el sistema de electrólisis salina de una forma efectiva y correcta

1. Comprueba el estado del filtro de arena o cartucha para que sea efectiva su función

 

2. Añade sal marina pura al agua. Necesitarás entre unos 3 y 4 kg por m3 de agua. La sal debe ser específica para la cloración salina, es decir, sin aditivos que dañen todo el sistema de desinfección.

 

 

3. Recircula el agua hasta que la sal se haya disuelto totalmente con el sistema de electrólisis salina no conectado

 

4. Revisa y equilibra los niveles del agua para un máximo control:

– El pH debe estar entre 7,2 y 7,6
– La alcalinidad debe tener un baremo entre los 80 y 120 p.p.m.

*p.p.m.: partes por millón.

 

 

5. Ya puedes conectar el sistema de electrólisis salina con el 100% de la producción

 

6. Ajusta el sistema de electrólisis con la potencia que requiere tu piscina en función de las necesidades que tenga.

 

 

Video demostrativo: Cómo instalar un clorador salino con control de pH.